El “Trabajo práctico en Campaña”, sea cual sea el nivel, es una disciplina que tiene como objetivo contribuir a la selección de las razas caninas con vistas a su mejora… ¡no olvidemos nunca que el título especifica “Trabajo Práctico!”.
La diversidad de ejercicios (estilo, obediencia, salto, trabajo en agua, mordida, y rastro), su secuencia que nunca es la misma, los sitios de evolución que ofrecen situaciones siempre diferentes según las competiciones, hacen de estas pruebas un concurso completo, único y exigente.

El trabajo práctico en Campaña por lo tanto destaca las cualidades innatas del perro, su resistencia, su coraje, su disponibilidad total para adaptarse a las situaciones más complejas. El aspecto competitivo inherente a tales competiciones permite distinguir los mejores equipos de perros y la calidad del adiestramiento obtenido.